Silvina Scharf silvinascharf@gmail.com (54) 11 4045-4444

La intervención del psicólogo

La intervención del psicólogo

Es de considerar un apoyo psicológico cuando:

  • Las reacciones emocionales del paciente o de su pareja le impiden buscar tratamiento, cooperar o interfieren en el mismo.
  • Las reacciones emocionales del paciente o de su pareja perturban su actividad normal (leer, mantener relaciones sociales o sexuales, trabajar, etc...) y le conducen a prescindir de muchas de sus fuentes habituales de gratificación.
  • Ante las siguientes situaciones:
    • "Me siento sola (o) y aislada (o)".
    • "Con muy pocas personas puedo hablar sobre nuestra infertilidad. En general la gente no me entiende".
    • "Mi esposo (a) es la única persona con quien puedo hablar de esto".
    • "La angustia por la infertilidad está afectando mi trabajo".
    • "Las reuniones familiares están siendo cada vez más difíciles para mí".
    • "Siento que mi vida está fuera de control”. “No puedo evitar sentirme inferior a otras personas que sí han logrado ser papá o mamá".
    • "Me siento muy decaída (o), sin motivación, cansada (o), intranquila(o)".
    • "Cuando me preguntan si tengo hijos o cuando voy a tenerlos siento un dolor intenso y no sé qué responder".

Ayuda Profesional

Las terapias de apoyo psicológico complementan y apoyan el tratamiento médico reflejando nuestra concepción de la infertilidad como un problema que afecta a la persona integralmente tanto en aspectos relacionados con su salud física como en aspectos psicológicos y en sus relaciones sociales. La ayuda psicológica puede ser de utilidad para examinar los sentimientos, determinar prioridades y mejorar las habilidades de afrontamiento.

Hay parámetros que alertan claramente de una depresión o de un cuadro de ansiedad. La falta de motivación, la disminución de las actividades sociales, el estar demasiado sensible, vulnerable, el sentirse culpable.

Además de los signos emocionales de la depresión y la ansiedad, existen otros signos. Por ejemplo, dificultad para conciliar el sueño o bien para mantenerlo. La pérdida de apetito, pérdida del deseo sexual y la fatiga.

¿En qué te puede ayudar el psicólogo especialista en infertilidad?

La infertilidad es una causa vital estresante de primer orden, que puede generar malestar emocional y afectar a otros ámbitos de la vida de la pareja o la persona.

Cuando una mujer o pareja reciben un diagnóstico de infertilidad y buscan ayuda a través de tratamientos de reproducción asistida u otras terapias alternativas, lo hacen normalmente con mucha ilusión de solucionar su problema y tener un resultado satisfactorio. Sin embargo, las expectativas y esta necesidad humana de controlar el proceso, hacen vivir con más angustia e impaciencia, las esperas de los resultados, las pautas médicas o los pasos naturales que implican los tratamientos. Provocando precisamente el efecto contrario al que deseamos, que sea un aumento del estrés y de las emociones tóxicas, que precisamente no ayuden a relajar el cuerpo y propiciar el estado óptimo para la fecundación.

El acompañamiento psicológico especializado es útil para detectar y trabajar hábitos, patrones o variables externas o internas que pueden incrementar el malestar emocional en estos momentos de vida. Ayudando a convertir este proceso incierto, en una oportunidad de crecimiento y aprendizaje.