Silvina Scharf silvinascharf@gmail.com (54) 11 4045-4444

Los varones y la infertilidad

Para los hombres la imposibilidad de embarazar a su pareja, está estrechamente ligada con la masculinidad y la virilidad. Algunos se sienten tan presionados, que su deseo sexual y su desempeño se ve gravemente afectado, ya que su autoestima también está dañada, y no soportan la presión de tener que "cumplir" en los periodos fértiles. La mayoría de los hombres consideran que tener algún problema para concebir es humillante y devastador. Ellos tienden a tener una personalidad más introvertida y no comentar el problema con nadie; incluso evitan el tema porque hablar de ello también les afecta muchísimo en su rol de hombre, marido o pareja. Ellos sufren por dos, ya que generalmente es la mujer la que se ve expuesta a un mayor número de tratamientos, los cuales son en su gran mayoría molestos o dolorosos; además el ver por todo lo que pasa su pareja, aumenta la culpa y aumenta la desesperanza y la falta de control. En general el hombre tiende a aislarse, evita cualquier acercamiento al tema, por esto no es raro que se concentre mucho en su trabajo, o en otra actividad. También se deprime, pero lo oculta mucho mejor que la mujer, básicamente por una cuestión social ya que el llanto o la tristeza, es visto como señal de debilidad.